This is a notice bar, place your important messages here!

Sanción por extemporaneidad ¿cómo se liquida?

Fecha de publicación:
21/6/2019

Sanción por extemporaneidad, ¿cómo se liquida?

Todos los años, el Gobierno Nacional establece los plazos máximos que tienen los contribuyentes para cumplir con sus obligaciones tributarias; cuando lo hacen fuera de dichos plazos, deben liquidar y pagar una sanción por extemporaneidad.

De acuerdo con el artículo 641 del ET, cuando el contribuyente decida presentar voluntariamente la declaración que se encuentra vencida o extemporánea, dicha sanción corresponderá al 5 % del total del impuesto a cargo, por cada mes o fracción de mes calendario de retardo, sin que el valor total de la sanción exceda del 100 % del impuesto. Sin embargo, existe algunos casos en los cuales las declaraciones tributarias no arrojan un impuesto a cargo, por lo que la sanción debe liquidarse de la siguiente manera:

Cuando no haya impuesto a cargo,  la sanción será equivalente al 0.5% de los ingresos brutos percibidos por el declarante en el período objeto de declaración, por cada mes o fracción de mes calendario de retardo, sin que dicho valor pueda exceder el menor valor entre el 5% de dichos ingresos, el doble del saldo a favor si lo hay o la suma de 2.500 UVT cuando no haya saldo a favor (para el año gravable 2018 equivale a $82.890.000; para el año gravable 2019 equivale a $85.675.000).

Cuando no haya impuesto a cargo ni ingresos, la sanción por cada mes o fracción de mes será del 1% del patrimonio líquido del año inmediatamente anterior, por cada mes o fracción de mes calendario de retardo, sin que dicho valor exceda el menor valor entre el 10% del patrimonio líquido del año inmediatamente anterior, el doble del saldo a favor si lo hay o de la suma de 2.500 UVT cuando no haya saldo a favor (para el año gravable 2018 equivale a $82.890.000; para el año gravable 2019 equivale a $85.675.000).

Sanción por extemporaneidad luego del emplazamiento para declarar

Cuando la presentación de la declaración se haga luego del emplazamiento por no declarar, la sanción antes mencionada se duplicará; de acuerdo con el artículo 642 del ET, la misma corresponderá al 10 % del total del impuesto a cargo, por cada mes o fracción de mes calendario de retardo, sin que el valor total de la sanción exceda del 200 % del impuesto. De igual manera, cuando la declaración no arroje impuesto a cargo, la sanción deberá liquidarse de la siguiente manera:

Cuando no haya impuesto a cargo, la sanción será equivalente al 1% de los ingresos brutos percibidos por el declarante en el período objeto de declaración, por cada mes o fracción de mes calendario de retardo, sin que este valor pueda exceder el menor valor entre el 10% de dichos ingresos, cuatro veces el saldo a favor si lo hay o la suma de 5.000 UVT cuando no haya saldo a favor (para el año gravable 2018 equivale a $165.780.000; para el año gravable 2017 equivale a $171.350.000).

Cuando no haya impuesto a cargo ni ingresos: la sanción por cada mes o fracción de mes será del 2% del patrimonio líquido del año inmediatamente anterior, por cada mes o fracción de mes calendario de retardo, sin que dicho valor exceda el menor valor entre el 20% del patrimonio líquido del año inmediatamente anterior, cuatro veces el saldo a favor si lo hay o la suma de 5.000 UVT cuando no haya saldo a favor (para el año gravable 2018 equivale a $165.780.000; para el año gravable 2017 equivale a $171.350.000).

Extemporaneidad en presentación de la declaración puede generar intereses moratorios

Es importante tener en cuenta que, que los intereses moratorios se generan por el incumplimiento del pago del impuesto; por ello, cuando la declaración que se presenta de forma extemporánea y esta arroja saldo impuesto a pagar, adicional a la sanción por extemporaneidad, el contribuyente deberá liquidar e los intereses moratorios correspondientes sobre el impuesto que no se pagó a tiempo.

Al respecto, el artículo 635 del ET establece que los intereses moratorios deberán liquidarse a la tasa de interés diario que sea equivalente a la tasa de usura vigente determinada por la Superintendencia Financiera de Colombia para las modalidades de crédito de consumo, menos dos puntos.